Centro de Informática lanzará plataforma académica con nuevos servicios en línea en 2017.

Imagine que usted es un docente de la carrera de Física y quiere realizar simulaciones pero la computadora que tiene en el laboratorio no lo permite. Además, aunque pudiera, los estudiantes no podrían experimentar porque no hay suficientes máquinas y éstas no tienen la capacidad para correr el programa.

Pues ahora imagine que eso ya no será un problema, ya que desde cualquier dispositivo con conexión a Internet y con la nueva Nube Académica (NAC) de la Universidad de Costa Rica (UCR) usted podría tener acceso a sus datos y a los programas necesarios, incluso estando en el extranjero.

Esto es el resultado de un largo camino andado por el Centro de Informática (CI) en colaboración con la Unidad de Apoyo a la Docencia Mediada con Tecnologías de la Información y la Comunicación (METICS) y el Proyecto Docencia Multiversa, para mejorar la experiencia y los servicios tecnológicos a la comunidad universitaria a partir del primer semestre del 2017.

¿Cómo funciona?

La Nube Académica UCR es un servicio que funciona por demanda, así como el agua, la luz o el teléfono. ¿Cuál es la magia? Cuando los estudiantes o docentes se conectan a la nube el programa utilizado no está en realidad en esa computadora, sino en algún servidor que por ese tiempo le sirve como hardware y le ofrece el software o los programas solicitados.

La petición de computadoras o software se realiza a un centro de recursos computacionales compartidos en un centro de datos, que en este caso está localizado físicamente en el Centro de Informática, allí se dispondrá de un grupo de servidores conectados a un sistema de almacenamiento y redes, el cual es administrado por informáticos y técnicos específicamente para estos efectos.

La nube institucional tiene una infraestructura tecnológica capaz de aprovechar las capacidades “ociosas” del centro de datos y distribuirlas de acuerdo a la cantidad y características de las peticiones de los usuarios.

Usos para el aprendizaje

En el pasado era imposible realizar una vídeo conferencia por medio de Mediación Virtual, la plataforma de gestión de entornos virtuales oficial de la UCR, por la gran exigencia de recursos computacionales; sin embargo, el año entrante Mediación Virtual estará albergada en la nube por lo que aumentará su capacidad y permitirá trabajar con Big Blue Button, una herramienta que conjuga el audio, el vídeo, el chat y la pizarra virtual al mismo tiempo.

Gracias al trabajo en conjunto realizado por el Centro de Informática y METICS, los cursos virtuales basados en el proyecto Docencia Multiversa podrán emplear al máximo las tecnologías de la información y comunicación.

“Esto es una gran oportunidad para continuar transformando las experiencias de aprendizajes del estudiantado, pues permite a los docentes imaginarse y proponer escenarios distintos y diversos, con recursos que hasta ahora era imposible imaginarlos de manera física para todos y todas”, asegura la Dra. Susan Francis Salazar, coordinadora general del proyecto Docencia Multiversa.

El M.Sc. Job Céspedes Ortiz, informático de METICS y quien ha trabajado de la mano del Centro de Informática, afirma que conforme el catálogo de servicios de la nube se incremente, también lo harán las nuevas funcionalidades de Mediación Virtual. Desde ella “los usuarios podrán acceder a sus archivos, reservar y gestionar laboratorios virtuales y ponerlos a disposición de sus estudiantes”, explica Céspedes.

Al reservar un laboratorio se solicita cierto número de máquinas con determinadas características de hardware: memoria RAM, procesador, tarjeta de vídeo, etc., luego se indica el software necesario y el lapso de tiempo durante el cual será utilizado.

Incluso se podrán utilizar programas especializados que requieren computadoras muy potentes, pero que se podrán ejecutar virtualmente en máquinas reales con características muy básicas. Una vez terminada la clase ese servicio solicitado “desaparece” y será reasignado cuando se solicite; podría suceder que simultáneamente en cualquier otro lugar del campus universitario se esté configurado un“laboratorio virtual” con las mismas condiciones.

¿Es seguro?

El Dr. Ricardo Villalón Fonseca, líder de este proyecto informático, resalta que la nube protege la información de los funcionarios y estudiantes de la UCR de acuerdo a la legislación nacional, permitiendo a las personas reclamar, alegar, exigir o presentar acciones legales si sus datos fueran vulnerados, no así cuando se utilizan otros servicios privados de correo por citar un caso.

La Nube Académica tendrá personal dedicado a respaldos y auditoría, ofrecerá la opción de utilizar la firma digital para que los documentos sean confiables y la autenticación por medio de la cuenta de correo institucional, misma que servirá para determinar el perfil del usuario y sus permisos.